Temporada Deportiva

SANTOS GANÓ PERO NO LE ALCANZÓ: HUELE A FINAL REGIA EN LA ‘CONCA’

Estadio TSM, Torreón, Coahuila.- Santos ganó 3-2 pero no le alcanzó, cayó 3-5 en el marcador global y Tigres se instaló en una nueva final de la Liga de Campeones de la CONCACAF, huele a Final Regia.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Estadio TSM, Torreón, Coahuila.- Santos ganó 3-2 pero no le alcanzó, cayó 3-5 en el marcador global y Tigres se instaló en una nueva final de la Liga de Campeones de la CONCACAF, huele a Final Regia.

 

Alineaciones:

La previa: Ante todo y contra todo, así debía salir Santos luego de irse goleado la semana pasada 3-0 en la cancha del Estadio Universitario. Tigres no debería relajarse y cerrar con todo ante un equipo que le ha sabido remontar marcadores adversos.

El partido: Tigres como lo prometió, no se ‘tiró para atrás’ y abrió primero el marcador. Corriendo el minuto 10, Luis Quiñones centró para que Enner Valencia se quitara la marca de Jonathan Orozco y clavara el primero de la visita.

Santos quiso reaccionar, Furch y Correa tuvieron una oportunidad de mojar que poca fue la suerte que tuvieron y perdonaron.

Por eso, el que perdona otorga y al minuto 33, Julián Quiñones clavó un golazo al quitarse la marca de dos defensores y rematar cruzado para poner el 0-2, 0-5 en el global, haciendo que Tigres navegada aguas calmadas.

Ya sobre la recta final del encuentro, los auriazules se relajaron un poco y luego de un tiro de esquina y un rebote, Julio Furch de media vuelta puso el gol de los locales.

Así concluyó el primer tiempo: Santos 1-2 Tigres, 1-5 en el global.

En la parte complementaria, los de San Nicolás salieron aún más relajados y permitieron el empate. Era el minuto 58 cuando después de un tiro de esquina, Julio Furch recibió el esférico y aunque hubo dudas por un posible fuera de lugar, este no se marcó y el empate a 2 goles del partido llegó.

Como balde de agua fría cayó el tercer gol albiverde. Luego de un centro de Abella, Nahuel Guzmán no contuvo el esférico, dejando la pelota viva para que Diego Valdés clavara el tercero de la localía y que el sueño de la remontada se hiciera más presente. Esto era al minuto 77.

Sobre el final del tiempo, el árbitro decidió marcar una pena máxima inexistente, misma que se encargó de cobrar Correa y pareciendo ‘justicia divina’, este erró el tiro, estrellando la pelota en el travesaño y ahí terminó el partido.

Santos ganó 3-2 el partido, pero cayó 3-5 en el marcador global y Tigres se instaló en una nueva Final de la Liga de Campeones de la CONCACAF. Huele a Final Regia luego de que Rayados ganara la ida 5-0 al Kansas City.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.